45 min

|

4 personas

Entrada con Salmón

Quieres que tu entrada sea un inolvidable, el salmón es una gran opción no solo por su exquisito sabor y textura, es por su llamativo e inconfundible color.
Comparte en:

Preparación

  1. Con un buen cuchillo corta el salmón en láminas bien delgadas.
  2. Ponlas en una fuente o en dos platos, dispuestas una al lado de la otra.
  3. Mete al refrigerador mientras sigues con lo demás.
  4. Prende el hervidor con al menos 1 litro de agua: Mientras se calienta, corta el cebollín en rodajas diagonales, incluyendo la parte verde.
  5. Arriba del lavaplatos, ponlas en un colador y echa encima un chorro de agua hirviendo, hasta que el hervidor quede vacío.
  6. Inmediatamente, pon el colador bajo el chorro de agua fría y déjala correr hasta que los cebollines estén fríos.
  7. Pásalos a un bowl, echa encima un chorrito de aceite de oliva, unas gotas de vinagre, mezcla y deja reposar.
  8. Pica el ají verde o córtalo en rodajas, como prefieras.
  9. Saca el jugo de 4 de los 5 limones de pica.
  10. Saca el salmón del refrigerador.
  11. Reparte encima y de manera pareja el cebollín y el ají verde.
  12. Luego el jugo de limón (si no están muy jugosos dale con más), una cucharada de aceite de oliva, 1 cucharada de aceite de sésamo, 1 cucharada de miel de palma y 2 cucharadas de salsa de soya.
  13. Puedes cargarlo más a uno de estos ingredientes si estás obsesionado con uno.
  14. Termina con el sésamo negro y unas rodajas del limón de pica que sobró.
  15. Sirve de inmediato o si no, refrigera porque se come heladito.

Ingredientes

  • 1 Paquete de Filete de Salmón
  • 1 Cebollín
  • 5 Limones de pica
  • 1 Ají verde mediano
  • Vinagre, Aceite de oliva
  • Aceite de sésamo, Salsa de soya
  • Miel de palma, Semillas de sésamo negro (o del común si no encuentras en una tostaduría)
Noticias Relacionadas